Consume sabiamente tu gasolina mientras manejas

En esta oportunidad vamos a contarte como consumir adecuadamente la gasolina de tu moto, y  para ello debes tomar en cuenta tanto la parte técnica, manteniendo las piezas de tu moto a punto, como tu estilo de manejo.

Además ten en cuenta lo siguiente:

  • Si el ahogador o estrangulador de tu moto está accionado, debes cerrarlo ya que de lo contrario tu moto consumirá más combustible por el paso del aire.
  • Mira en tu manual de usuario qué presión de aire necesitan tus neumáticos y revísalos con regularidad. Este es uno de los consejos que siempre tienes que tener en cuenta cuando de seguridad se trata, pero también es un factor que contribuye al ahorro. Si la presión de tus neumáticos es la adecuada el contacto con el asfalto será el correcto, si es menor aumentará la fricción, aparte de jugar con tu seguridad, el ahorro de combustible y otras partes de la rueda se dañarán.
  • Otras piezas de tu moto que tienes que tener en cuenta son las bujías. Siempre usa repuestos originales #repuestosgenuinosyamaha, están elaborados de acuerdo a las características y exigencias de cada modelo. Usar repuestos alternativos puede hacer que tu moto no tenga el máximo rendimiento y que se produzca un mayor consumo de combustible.
  • El tan conocido freno de motor es una de las prácticas que puedes emplear, si la situación te lo permite, y si lo que quieres es reducir el consumo de combustible y cuidar tus frenos.
  • Conduce con cabeza y sentido común, aunque te parezca extraño puede hacer que gastes menos gasolina y que al mismo tiempo bajes las probabilidades de sufrir un accidente. Intenta mantener una velocidad constante, cuando la vía y el estado del tráfico te lo permita, y evita acelerar de manera brusca.
  • Por último, en Yamaha te ofrecemos modelos que de por sí, por sus características, favorecen el ahorro de combustible. La serie FZ FI de 150cc y 250cc con su sistema de inyección electrónica y motor desarrollado bajo el concepto blue core son ideales. 

Ahora que ya conoces estos consejos, solo te queda aplicarlos y ver por ti mismo si funcionan. ¡Nos vemos!