​¿Momento de cambiar de casco?

Hoy hablaremos de la seguridad de los cascos, pero en esta ocasión de cuándo realizar la renovación. Debemos tener el claro que el material con el que están compuestos tiene una vida útil y ese será el primer factor a tener en cuenta, pero hay otros más:

Cuando el interior está deteriorado
Si las espumas ya están desgastadas, el poliestireno del casco ya comienza a mostrarse y algunas piezas empiezan a desprenderse. Es momento de un cambio urgente.

Cuando el sistema de cierre no funciona correctamente
En este caso tienes dos opciones, cambiar de casco o cambiar el sistema de cierre. Si notas que tu casco no abrocha correctamente, las cintas se encuentran rotas o no sujetan como deberían, incluso si notas cierto desgaste en el material.

Cuando ha estado expuesto al sol
La luz solar es uno de los factores con mayor capacidad de desgaste. Si tu casco ha estado expuesto de manera habitual al sol, las fibras que lo componen se habrán deteriorado por los rayos UV. Es por ello que debes evitar dejar expuesto el casco al sol por largos periodos.

Cuando has tenido un accidente
Si has tenido un accidente y has golpeado la cabeza contra el suelo, aunque no haya sido un golpe grave, debes cambiar el casco. Puede parecer que no haya pasado nada y se vea intacto, pero lo cierto es que el poliestireno del interior, que es una de las partes más importantes, se habrá dañado. Si volvemos a usarlo, en caso de una nueva caída no tendrá el efecto de absorción y las consecuencias pueden ser graves.

Si leyendo esta nota te has sentido identificado, no lo pienses mucho y cámbialo, tu seguridad siempre debe ser prioridad. En el siguiente link podrás encontrar algunas modelos https://bit.ly/2JkDmSD