QUE NO HACER AL COMPRAR UNA MOTO

1. Enamorarte a primera vista
¿Cómo? Así es, enamorarte a primera vista, porque la mayoría de las veces, se debe a que un diseño entra por tus ojos y causa que olvides que hay más que tomar en cuenta que una bonita apariencia de la motocicleta que tienes enfrente.
Antes de caer en la tentación, comprueba que realmente es lo que buscas y sobre todo lo que se adapta a tus necesidades.

2. Comprar en lugares que brinden confianza 
Parece que te vas a ahorrar unos miles de soles o dólares, la moto que deseabas está en venta y su precio está muy por debajo de la competencia, pero aun así te vas a arriesgar. Antes de tomar esa decisión te decimos NO LO HAGAS. No arriesgues tu dinero y tu seguridad, siempre realiza este tipo de transacciones en tiendas, concesionarios o puntos de venta que te den una alta seguridad como comprador.

3. Comprar una moto que sobrepase tu experiencia 
Hay motos muy grandes, muy potentes y muy exigentes. Puede que seas  principiante o ya todo un experto, pero lo importante es que no te compres una moto por encima de tu nivel sin que antes hayas ganado experiencia con motos menores. Hay modelos pensados para muy distintos niveles de experiencia, escoge bien el tuyo para disfrutar de tu moto desde el primer día, más adelante ya tendrás tiempo de subir a un nivel superior si lo deseas.

4. Pruebala antes de comprarla
Siempre hay alguien que tiene la moto que tu deseas. En un momento de alegría comentale que te piensas comprar una como la que tiene y si puedes probarla, así te quitarás la duda si esa moto es para tí o no. Incluso si no puedes manejarla, los showroom siempre son una opción para subirte a ellas.